mayo 18, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

La OCDE aconseja a España superar las cuantías verdes, el IVA y mejorar las políticas de empleo

6 minutos de lectura
Más noticias – Noticias de última hora

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se suma al club de organizaciones que vaticinan que este año la economía española dará un buen ejemplo. Ante un aumento del Producto Interior Bruto (PIB) —que bajará un 1,8% en 2024—, menos inflación y también una reducción del discurso. Sin embargo, la previsión de juventud publicada también contiene un pequeño catálogo de recomendaciones para que el país se adapte a la obligación de crecimiento sostenible y aplique las nuevas reglas fiscales europeas. La institución multilateral con sede en París muestra su preocupación por el elevado nivel de consumo público en España, aunque considera el trabajo realizado en los últimos años para contener el déficit. «El PIB PR es alto y el gas se inclina fuertemente hacia las pensiones, en detrimento de las partes que mejoran el crecimiento y esperan que el gas relacionado con el entusiasmo aumente». El organismo presidido por el australiano Mathias Cormann aconseja: “Es necesario un ajuste fiscal más fuerte para situar la ratio impositiva en dirección descendente”.

Las medidas propuestas para el embarque de estas cargas se refieren a la carga del Impuesto al Valor Añadido (IVA), así como a impuestos relacionados con el medio ambiente. Además, les recomiendo tomar tratamientos médicos para mejorar la productividad, entre quienes recibirán el impulso de los recursos educativos y tecnológicos. En el mercado laboral, informar: “Es necesaria una renovación de las políticas activas del mercado laboral para mejorar la eficiencia del trabajo adecuado y mejorar las habilidades inadecuadas”. Según los analistas, el aumento de los importes servirá para garantizar la consolidación fiscal. Mientras que la política laboral condiciona abiertamente la fortaleza nacional.

Para contener los costes fiscales a corto plazo, la OCDE necesita limitar el impacto de las ayudas que aún preservan el escudo social abandonado en 2022 para los grupos más vulnerables: el día que continúe el acoso en el transporte público, la compensación del IVA para los alimentos básicos que están en vigente hasta el 30 de junio y algunos puntos energéticos como el precio máximo de la bomba de butano. Sin embargo, para mitigar las presiones del gas público en el mercado abierto, es necesario que la Administración garantice accesorios adicionales a los puertos públicos mediante una «ampliación gradual de la base de contribución del valor añadido» y una «mejora de la eficiencia del gas». .

En estos momentos, la prórroga de los Presupuestos Generales del Estado de 2024 y la prórroga parcial de las ayudas anticrisis frenan, según el organismo, los objetivos fiscales. En concreto, salvo que el déficit público disminuya hasta el 3,3% en 2024 y el 2,6% en 2025, mientras que la deuda caerá hasta el 107,1% del PIB en esta actividad y hasta el 106,7% en la próxima. Se trata de previsiones más optimistas que las informaciones facilitadas anteriormente, pero tras el inicio de los correos esta semana sobre la aplicación en Bruselas, según el cual los déficits se producirán hasta el 3% este año y el 2,5% el próximo, mientras tanto la deuda morirá en 105,5% y 104,1% respectivamente.

El diagnóstico de la OCDE es más beneficioso en términos de crecimiento económico. Su previsión mejorará tres décimas respecto a febrero, esperando que el país se expanda un 1,8% en 2024, a la cabeza de los principales miembros de la eurozona. El consumo privado será el gran motor nacional, inmerso en un mercado laboral resiliente -contempla un arancel del 11,7%- y subidas de ingredientes reales. También favorecerá la moderación de la inflación, que se reducirá hasta el 3% a final de año. Aunque la reversión sea débil, ocuparás un lugar central en el siguiente ejercicio gracias a la implementación continua del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. No somos soberanos en el comercio exterior, aunque un aumento de los conflictos geopolíticos puede reducir la demanda de socios españoles clave. El efecto de retroalimentación de este año permitirá que el PIB aumente un 2% en el siguiente ejercicio, mientras que la inflación se moderará hasta el 2,3%.

Peso del innegable músculo de la economía nacional, el club de los países ricos advierte que, para estimular un crecimiento sostenible, es necesario aumentar la productividad potenciando la innovación, mejorando el nivel educativo de la población y promoviendo nuevas reformas en el mercado laboral. En concreto, recomendamos mejorar el contrato y reducir la degradación de las habilidades que poseen los trabajadores, es decir, asegurarse de tener las calificaciones necesarias para los empleados que crea. Además, hay que tener en cuenta que el lento aumento de la productividad, las prisas por ponerse al día y el entusiasmo de la población impiden un gran aumento del PIB.

Liderando en Europa

En el momento de la actualización, el organismo tendrá buenas noticias en España respecto al resto de países de la eurozona, que sólo aumentarán un 0,7% este año y un 1,5% en 2025 en un peso sobre los que son los dos dígitos revisados. cada décimo. del mes de febrero. Los mejores deseos para Alemania son: reducir en una décima la estimación de crecimiento para 2024, hasta el 0,2%, y mantener el 1,1% para el próximo ejercicio. Las perspectivas para Francia también son modestas, aunque mejoran ligeramente (menos de una décima parte del PIB este año, hasta el 0,7%, y en los próximos dos años, hasta el 1,3%).

La reducción de la inflación, en cualquier caso, debería ayudar a estimular la actividad en la región. Se espera que varios Estados miembros se beneficien de una pronta depreciación de los fondos europeos y que el consumo privado mejore gracias al aumento de los salarios y a la recuperación de la energía adquirida. Al mismo tiempo, la política fiscal se mantendrá durante los próximos dos años, mientras que irá retrocediendo gradualmente en los meses de crisis que se disolverá durante la crisis energética.

Desde una visión más global, el proyecto de la OCDE pronostica que el PIB global aumentará al 3,1% en 2024 (como el año pasado) y al 3,2% en 2025. La inflación seguirá una disminución gradual gracias a una política monetaria restrictiva y contractiva. una reducción de la presión de costes. de bienes y energía. Sin embargo, será hasta finales del próximo año cuando las principales economías logren alcanzar los objetivos de estabilidad de precios impuestos por los banqueros centrales. Según las constantes del tipo actual, “la actividad global ha demostrado ser resiliente y los riesgos para las perspectivas son más equilibrados”, según detalla a estos jóvenes el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann.

Incluso si las perspectivas no presagian ya un cataclismo, los expertos creen que la política monetaria debe seguirse con cautela y que la política fiscal debe respetar las crecientes presiones sobre la sostenibilidad de la deuda. Además, los proyectos siguen generando enormes diferencias entre regiones, con resultados mucho más débiles en muchas economías avanzadas, especialmente Europa, y un fuerte crecimiento en Estados Unidos y muchos mercados emergentes.

También te puede interesar – Otros medios relacionados
Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.