febrero 26, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

Los grandes donantes se decantan por Nikki Haley como alternativa a Donald Trump en el Partido Republicano | Internacional

6 minutos de lectura

Donald Trump es el claro favorito de los votantes republicanos más fieles. Grupos conservadores, sin embargo, temen que, a la hora de la verdad, en las presidenciales de noviembre de 2024, acabe ahuyentando a los votantes moderados e independientes y que eso regale al demócrata Joe Biden la reelección. El mundo del dinero, los grandes donantes, apostaron primero por el gobernador de Florida, Ron DeSantis, como alternativa. Sin embargo, a medida que su campaña se ha ido desinflando, emerge la figura de Nikki Haley. La exgobernadora de Carolina del Sur y exembajadora de EE UU ante la ONU ha recibido este martes el respaldo de American for Prosperity Action (AFP Action), la poderosa e influyente red conservadora fundada por los multimillonarios hermanos Koch.

AFP Action se abstenía hasta esta ocasión de participar en las campañas presidenciales y optaba por centrarse en elecciones locales o legislativas, pero cree que es el momento de pasar página en la política estadounidense. “Una mayoría significativa de votantes quiere a alguien nuevo”, indica. La red ya se había manifestado en contra de la nominación de Trump, pero ahora ha optado por decantarse por una de sus rivales en la recta final hacia el inicio de las primarias. Para la campaña de Haley, que tiene una menor infraestructura que las de Trump o DeSantis, el nuevo apoyo puede resultar clave para erigirse como alternativa al expresidente.

La organización ha hecho su anuncio a través de un mensaje publicado este martes en su página web y firmado por Emily Seidel, asesora sénior de AFP Action: “La política estadounidense se encuentra en una espiral descendente, en la que ambos partidos refuerzan el mal comportamiento del otro. Los republicanos han estado nominando a malos candidatos que van en contra de los principios fundamentales de Estados Unidos. Y los votantes los rechazan. Los demócratas ven en ello una oportunidad y responden con políticas extremas que también van en contra de los principios fundamentales de Estados Unidos”, argumenta. Su conclusión es que “Donald Trump y Joe Biden perpetuarán aún más la espiral descendente de la política del país”.

La organización explica que su planteamiento ha sido desde el principio apoyar a un candidato capaz de superar “la cultura tóxica de Washington” y que pudiera ganar. “Anoche concluimos ese análisis. Esa candidata es Nikki Haley”, sostiene Seidel en nombre de AFP Action, porque “ofrece a Estados Unidos la oportunidad de pasar página de la actual era política, ganar las primarias republicanas y derrotar a Joe Biden el próximo noviembre”.

Otros grandes donantes conservadores también han ido mostrando su apoyo a Haley en las últimas semanas, en paralelo a los problemas de la campaña de DeSantis. El multimillonario inversor y filántropo Stanley Druckenmiller, el magnate del metal Andy Sabin y el empresario de Carolina del Sur Chad Walldorf están entre los que han anunciado su apoyo a Haley. El fundador de la empresa de capital riesgo Solamere Capital, Spencer Zwick, que dirigió los esfuerzos de recaudación de fondos para la campaña presidencial de Mitt Romney, se ha unido al equipo de captación de fondos de Haley. El multimillonario gestor de fondos Ken Griffin también ha indicado que se plantea hacer donaciones a la campaña de Haley.

Favorita contra Biden

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

AFP Action asegura que sus encuestas internas y las opiniones recabadas por sus activistas apuntan que Haley es la mejor situada para derrotar a Trump en las primarias del Partido Republicano. DeSantis ha ido cayendo en intención de voto desde hace un año, cuando casi le disputaba la primacía a Trump. Ahora, según la agregación de encuestas de FiveThirtyEight, el gobernador de Florida tiene solo un 12,9% de apoyo entre los votantes de las primarias republicanas, mientras que Haley ha ascendido de forma consistente y ya le pisa los talones con un 10%, en parte gracias a su actuación en los debates republicanos de las primarias.

Trump está todavía muy lejos, con un 59,8%, pero la clave es que las encuestas apuntan a que Haley sería una rival mucho más temible para el actual presidente. “Nuestros sondeos internos muestran sistemáticamente que Nikki Haley es, con diferencia, la candidata más fuerte que los republicanos podrían presentar contra Joe Biden en unas elecciones generales, ganando en todos los Estados clave y con una ventaja nacional de casi 10 puntos. Mientras que nuestras encuestas muestran que Donald Trump pierde frente a Joe Biden, Nikki Haley supera a Trump entre 8 y 14 puntos en los Estados clave de la batalla presidencial”, asegura AFP Action, que afirma haber estado en contacto con seis millones de votantes desde febrero. Las esperanzas de Biden, cuya popularidad es muy baja, pasan en buena medida por movilizar a votantes que no quieren que Trump vuelva a la Casa Blanca.

La organización de los hermanos Koch señala además que tener a Haley como candidata presidencial ayudaría al resto de candidatos del Partido Republicano en las elecciones al Senado, la Cámara de Representantes y el resto de puestos que se votarán en noviembre. “Nikki Haley, en lo más alto de la candidatura, impulsaría a los candidatos de arriba a abajo, sumando a los votantes independientes y moderados clave que Trump no tiene ninguna posibilidad de sumar”, afirma Seidel.

American for Prosperity Action es la mayor organización política conservadora de base del país, con presencia en los 50 Estados. Su apoyo significa movilizar a miles de activistas sobre el terreno, especialmente en los primeros Estados de las primarias, para llamar a las puertas de los votantes e instarles a apoyar a Haley. Además, la organización lanzará en los próximos días amplias campañas de apoyo a Haley por correo, internet y televisión. Los caucus de Iowa se celebran el 15 de enero y las primarias de New Hampshire, el 23 de enero.

El anuncio ha sido un revés más para la campaña de DeSantis, que ha reaccionado airada. El portavoz del gobernador de Florida, Andrew Romeo, ha escrito en Twitter: “Enhorabuena a Donald Trump por conseguir el apoyo de los Koch. Como un reloj, el establishment pro fronteras abiertas, pro fugas de la cárcel se alinea detrás de una moderada que no tiene ninguna vía matemática de derrotar al expresidente. Cada dólar gastado en la candidatura de Nikki Haley debería ser reportado como una donación en especie a la campaña de Trump. Nadie tiene un historial más sólido de derrotar al establishment que Ron DeSantis, y esta vez no será diferente”, ha escrito en la red social X.

Haley, por su parte, ha celebrado el respaldo: “Me siento honrada de contar con el apoyo de Americans for Prosperity Action, incluidos sus millones de miembros de base en todo el país. Los miembros de AFP Action saben que hay demasiado en juego en estas elecciones como para quedarse al margen. Se trata de una elección entre libertad y socialismo, libertad individual y gran gobierno, responsabilidad fiscal y deuda en espiral. Tenemos un país que salvar, y estoy agradecido de tener a AFP Action a nuestro lado”, ha tuiteado.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.