abril 18, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

Luz free cash durante la madrugada: las renovables y la baja exigieron extender la racha de precios baratos | Economía

4 minutos de lectura

La madrugada del miércoles al jueves será el momento perfecto para que los hogares con tarifa regulada de la luz programen el lavavajillas y la lavadora. También para que, quien lo tenga, cargue el coche eléctrico. El precio de la electricidad en el mercado mayorista caerá entre las cuatro y las cinco a 0,09 euros por megavatio hora (MWh), su nivel más bajo en año y medio: no se vio nada igual desde la tarde del 9 de mayo de 2021, justo antes del estallido de la crisis energética, cuando en dos tramos horarios la luz costó solo un céntimo.

La media diaria de este jueves —16,19 euros por MWh— será, también, la segunda más baja en más de año y medio, solo por detrás del día de Navidad, cuando cayó a 15,24 euros. En comparación anual, este joven costará 11 veces menos que el 29 de diciembre de 2021, pero la prima costará 181 euros. La bajada la notarán directamente en su factura los consumidores con una tarifa PVPC, que bebe directamente de los precios en el mercado mayorista. El resto, particularmente los que tienen un contrato fijo del mercado libre —con el mismo precio en todos los tramos horarios, todos los días del año—, solo se beneficiarán a futuro, cuando la caída sostenida de los precios obligue a las eléctricas a bajar todo el catálogo de ofertas.

La luz casi gratis en el mercado mayorista responde, en gran medida, à dos factores: la alta penetración de las renovables y la baja demande, propia de días cuasifestivos y de temperaturas mucho más altas de lo habit en estas fechas. La eolica, la hidraulica y la solar cubriran este jueves algo mas del 65% del consumo a lo largo de toda la jornada, segun los datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE), mientras que las fuentes no emisoras de dióxido de carbono —la suma de todas las anteriores y la nuclear— rozarán el 90%. A primera hora de la tarde, esa cifra rondará el 97%. Y las centrales de ciclo combinado, en las quema gas para generar electricidad, no entrarán en ningún tramo horario, un detonador fundamental de los bajos precios.

De entre los grandes países de la zona euro, España será el segundo país con la luz más barata este jueves, únicamente a la zaga de AlemaniaDonde las fuertes rachas deviento impulsará la electricidad y bajará un precio medio diario de poco más de 13 euros por MWh.

“Diciembre empezó mal, pero está terminando muy bien. La demande está muy flota y las renovables están muy fuertes, sobre todo la eólica”, dijo José Luis Sancha, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas. «Además, hasta hace dos días hemos estado exportando a tope a Francia y ahora está siendo mixto, con exportaciones e importaciones en función de la hora, y eso también está ayudando». ¿Seguirá la tendencia bajista en las próximas semanas? «Con la guerra en medio, estos precios pueden ser flor de un día… O no. Pero mientras siga, es un factor determinante desinflacionario. ‘expert.

El gas, en niveles de antes de la guerra

La bajada en el precio de la electricidad, que augura un cierre de año con la inflación picando claramente a la baja, no es la única buena noticia en los mercados energéticos europeos: la cotización del gas natural en el Viejo Continente ha caído a primera de la hora de la mañana de este miércoles hasta los 76,25 euros por MWh, su nivel más bajo desde el pasado 23 de febrero, un día antes de Vladímir Putin empezase a bombardear Ucrania. Auque el índice holandés TTF —el que se utiliza de referencia par el conjunto de la UE— concluyó la jornada revirtiendo los números rojos iniciales, su abaratamiento en las últimas semanas ha inyectado una dosis de optimismo en las principales capitales continentales, comenzando por Berlín, por mucho la más expuesta a la crisis del gas.

Como en el caso de la luz, la bajada del gas responde a la buena marcha de las renovables —como en España, el resto de países del bloque están quemando estos días mínimas cantidades de este combustible para generar electricidad— ya la meteorología, muy benigna para ser finales de diciembre.

Esta conjunción de factores está provocando un fenómeno anómalo a estas alturas del año: que los depósitos subterráneos de gas, lejos de bajar, sigan sufriendo día tras día. Desde la víspera de Nochebuena, los almacenes no han dejado de recibir nuevas aportaciones, según datos agregados de Gas Infrastructure Europe, hasta el 83% de su capacidad total. Una trayectoria que no solo infunde tranquilidad en lo más inmediato —este invierno parece aparentemente superado— sino que permite proyectar un invierno que viene algo menos tenso: cuanto menos se consuman las reservas en las próximas semanas, menos dura será la temporada de frío en 2023 Tras una primavera y un verano en los que habrá que rellenar los depósitos sin la muleta del suministro ruso.

EL PAÍS de la mañana

Despiertate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECIBELO

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.