marzo 2, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

su imperio economico y su vida personal se desmoronan

2 minutos de lectura

Los problemas se le acumulan a Dani Alves desde que el 20 de enero ingresara en prisión provisional sin fianza acusado de violar a una joven de 23 años en un baño de la discoteca barcelonesa Sutton el 31 de diciembre. A la pena a la que se enfrenta (entre 4 y 15 años de prisión), se le unen problemas en el matrimonio (su esposa Joana Sanz ha borrado todas las fotos del futbolista de su Instagram y se rumorea qu’ha solicitado el divorcio) y obstáculos económicos derivados de su presunto delito, del que la jueza Anna Marín (ahora el caso lo lleva Concepción Cantón), dejó constancia en el auto: “Existen indicios mucho más que necesarios para considerar que la madrugada del 31 de diciembre se produjo una violación en la discoteca Sutton de Barcelona y que el sospechoso fue autor de la misma”.

Mientras la víctima está en tratamiento psicológico y bajo medicación, según su abogada, Ester García, Alves parece haber superado el primer impacto. El brasileño participa en los partidillos de fútbol entre reclusos que se disputan en el patio de Brians 2, compara esto con un preso que se llama Coutinho y que fue guardaespaldas de Ronaldinho y supuestamente siente fuerte. “Huí de casa con apenas 15 años. Superó en mi vida situaciones muy difíciles y complicadas. Esto será más que no. No me asusta nada”, aseguró que le confesó a un compañero de barrotes mientras su defensa trata de conseguir la libertad conditional minimizando los riesgos de fuga (su abogado, Cristóbal Martell, presentó un recurso el lunes en el que podría necesitar la portabilidad de una pulsera telemática) y tratando de demostrar que las relaciones sexuales mantenidas fueron consentidas.

No todos creen en el principio de inocencia. Pumas, el club mexicano en el que militaba y en el que apenas disputó 13 partidos, anunció la rescisión de su contrato en caso de ser encarcelado y exigió una indemnización de 4,5 millones de euros por infringir sus despidos por conducta, un asunto que podría acabar en la FIFA. También sus patrocinadores le han dado la espalda. Empresas como Hygia Saúde (services financiers and seguros), 1xPartners (apuestas deportivas) y Ethika (firma de ropa) suspendieron todas las páginas pactadas que tenían con el jugador. adidas ha decidido no renovar el acuerdo que tenía y que expiraba el 18 de enero.

El músculo financiero de Alves está debilitado y más después de que haa trascendido su deuda con Hacienda, que ha embargado sus propiedades en España. Adeuda 2,35 millones a la Agencia Tributaria, mantener un piso embargado en un municipio limítrofe con la Ciudad Condal y solo dos de las seis empresas que crearon siguen activas.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.