febrero 28, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

el servicio que aumenta

4 minutos de lectura


SEGUIDORES EXCLUSIVOS

Es por la quita de subsidios y el efecto verano, las boletas no bajan de $ 2,000. Dejó una caída del 70%. Las facturas estarán sujetas a más del 150%.

La quita de subsidios en las boletas de luz viene haciendo su camino. Facturas que antes eran de $ 1.000 ya están asomando al doble. La remoción de subsidios al gas apenas se siente, porque no es epoca en que se servicio ese se preguntaba. La tarifa que se está descolocando a la mayoría de los bolsillos de clase media es la de agua.

Salvo los hogares con tarifa social y los que se inscribieron en el registro de subsidios del agua, los clientes pierden los subsidios en este servicio desde noviembre. Eso implica que estas boletas están duplicadas o aumentadas en más de un 150%.

Aysa, que perdió $80.000 millones en 2022, viniendo subvencionando más de dos terceras partes del costo de servicio de aguas y cloacas. La compañía divide su zona de actuación en zonas: altos, medios y bajos.

Los considerados «altos», como el corredor norte de la ciudad de Buenos Aires, o las manzanas de mayor poder adquisitivo del conurbano norte (San Isidro, Vicente López) y los barrios privados, se quedaron sin subsidios por completo. Su más de medio millón de cuentas.

Los medios zonales todavía gozan de un 20% de subsidio. En esta tipología entre Villa Urquiza, Almagro, Villa Pueyrredón, Saavedra o Villa del Parque, por ejemplo. En marzo pagarán tarifa completa.

Venían abonando algo menos de $900 promedio más boletas. Ya andan por $1,600 y van camino a los $2,200. En esta categoría hay casi un millón de hogares.

Los zonales «bajos», como el cordón sur de la ciudad de Buenos Aires, y la mayoría de los barrios del conurbano, todavía poseee un 30% de subsidio. En marzo, el subsidio bajará al 15%. Cuando llegue a junio, no habrá más subsidios.

Los clientes caratulados conforman el grupo más voluminoso: sus más de 1,7 millones de casos.

Será muy difícil encontrar una boleta por menos de $1.500. Los únicos que podrían llegar a zafar son los identificados como usuarios de tarifa social. Allí seguirán los descuentos.

La foto de nuestros clientes es que pagaron $500, pasaron a pagar $1,500. Donde un hogar costumbrados tenga un consumo de $ 1.100 se gastará con una factura de $ 2.600. Y se espera que el número crezca más por el verano. Las boletas de enero -que llegarán en febrero- van a mediar los $ 2,000.

La sensación de los clientes es que el valor del servicio se triplicó, pero la explicacion tecnica es que sera quitado los subsidios, qu’abarcaban casi un 70% de la tarifa. La quita de esos subsidios provocó subas que sorprendieron en los hogares.

So no tuvo la misma difusión que el padrón para conservar los subsidios energéticos, también hay una manera de conservar algunos beneficios en la prestación de aguas y cloacas. Está abierto un registro que permitirá mantener descuentos, aun con alcance limitado.

Al mismo pueden acceder hogares con ingresos menores a $279,566 (dos canastas básicas totales para un hogar tipo 2 según INDEC), o algún integrante del hogar con discapacidad. Los beneficiarios conservan el mismo esquema de subsidios que a los hogares denominados de zonales “medio-bajos”.

Para saber si pueden aplicar en este padron, los clients tambien tienen que mirar el reverso de la boleta de agua. Allí figuró un «coeficiente zonal». Si el mismo se encuentra entre 1.10 y 1.45, los hogares mantendrán el beneficio de una quita escalonada de los subsidios.

Quizás ahora, que las facturas empiezan a hacer efecto, suba la cantidad de inscriptos en el registro. Hasta hace un mes, eran muchos menos clients que en luz y gas.

De los 3.6 millones de dólares con Aysa, alrededor de 210.000 sube la tarifa social. Esta cifra incluye residencias (3,2 millones) y baldíos (400.000).

El Ente Regulador de Agua y Saneamiento (ERAS) es el receptor de los pedidos de subsidios en los servicios que presta Aysa. Allí estudian los pedidos y luego le comunican a Aysa qué clientes deben mantener subsidios.

A difference del registro de subsidios a luz y gas, donde no se aclaró de movida que los beneficiarios quedarían luego excluídos del régimen de «dólar ahorro”, en la página de registro del padrón del agua si se declara esta situación.

«Los usuarios del suministro de agua potable, mientras reciben subsidio, no podrán acceder al mercado oficial de cambios ni realizar operaciones con títulos y otros valores con liquidación en moneda extranjera», detalla. Eso significa que tampoco se podrá operar el dólar que se consigue a través de los bonos de la deuda.

NS

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.