febrero 28, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

En Estados Unidos, dos días después de los asesinatos ocurridos en la víspera del Año Nuevo chino, domina la incomprensión

5 minutos de lectura

Dos días después del tiroteo que tuvo lugar durante las festividades del Año Nuevo chino cerca de Los Ángeles, EE. UU., todavía hay muchas preguntas sin respuesta. El lunes 23 de enero, los estadounidenses aún se preguntan por las motivaciones que impulsaron el sábado por la noche a un septuagenario de origen asiático a matar a once personas en un salón de baile de Monterey Park, en el sur de California, antes de intentar continuar su matanza en otro salón de baile. , cuyos clientes también celebraron el Año Nuevo chino.

Inicialmente elevado a la cifra de diez muertos, la cifra de fallecidos se ha revisado a once personas, anunció este lunes el centro médico LAC+USC de Los Ángeles. “Nos entristece anunciar que una de las víctimas ha sucumbido a sus heridas”dijo el hospital, que atendía a cuatro de los diez heridos en la masacre, en un comunicado de prensa enviado a la Agence France-Presse (AFP).

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, expresó su indignación el domingo por la noche y ordenó que las banderas ondearan a media asta hasta la noche del 26 de enero. “como muestra de respeto por las víctimas de los actos de violencia sin sentido que tuvieron lugar el 21 de enero de 2023 en Monterey Park, California”según un comunicado de la Casa Blanca.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores La Corte Suprema de los Estados Unidos defiende el derecho a portar un arma de fuego en cualquier lugar fuera del hogar

Primera víctima identificada

Après une vaste chasse à l’homme, qui s’est conclue, selon la police, par le suicide du tireur, les enquêteurs du comté de Los Angeles s’affairaient encore à éclaircir les détails derrière le massacre qui s’est déroulé à Monterey Estacionarse.

En esta ciudad de 60.000 habitantes, muchos no podían creer que tal acto pudiera haber tenido lugar en este suburbio predominantemente asiático de Los Ángeles, famoso por su tranquilidad, que celebró el Año Nuevo Lunar el sábado por la noche.

“Se están examinando todas las vías”, dice el sheriff Robert Luna el domingo. En particular, los investigadores aún no han determinado por qué las víctimas, la mayoría de entre 60 y 70 años, fueron atacadas.

Entre las víctimas recibidas por un funcionario del condado de Los Ángeles, según indicó en un comunicado a la AFP, se encontraba Mymy Nhan, una mujer de 65 años que fue la primera persona asesinada en el salón de baile. “Entramos al Año Nuevo Lunar con el corazón roto. No teníamos idea de que pudiera morir tan repentinamente».dijo su familia en un comunicado publicado en las redes sociales.

El sospechoso asiático de 72 años fue identificado como Huu Can Tran luego de su muerte el domingo en Torrance, a unos 45 kilómetros de Monterey Park. Según los medios, el Sr. Tran era un antiguo cliente habitual del salón de baile, donde incluso había conocido a su ex esposa.

Pon a prueba tus conocimientos generales con la escritura del «Mundo»

Para descubrir

Su camioneta blanca fue bloqueada por vehículos policiales blindados, y su cuerpo fue encontrado más tarde, mostrando rastros de un disparo disparado desde el interior del vehículo. El arma encontrada después de que se suicidó en su vehículo no era un rifle de asalto, dijo el alguacil Luna, pero «una pistola de asalto semiautomática (…), que estaba equipado con un cargador de alta capacidad”.

Un joven evitó un segundo baño de sangre

Después de matar a once personas e herir a otras diez en Monterey Park, el tirador fue a otro salón de baile cercano el sábado por la noche, con el objetivo de matar a otras víctimas. Sin embargo, se lo impidió tras ser desarmado por un joven, descrito el lunes como «héroe» por los medios estadounidenses.

Brandon Tsay, employé au Lai Lai Ballroom & Studio dans la ville d’Alhambra, âgée de 26 ans, se trouvait à l’entrée de l’établissement, signalé majoritairement par une clientèle asiatique, quand le tireur ya pénétré et a pointé une arme sobre él. “Se me paró el corazón, sabía que me iba a morir”le dijo a la New York Timesagregando: «En este momento, es el instinto de supervivencia» quien se hizo cargo.

El joven dijo que se abalanzó sobre el hombre y agarró el cañón del arma, participando en lo que describe como el «la pelea de su vida». En las imágenes de CCTV publicadas por el canal abc El lunes, se puede ver a Brandon Tsay luchando con el tirador que usa gorro, con el arma indistinguible en el cuerpo a cuerpo. Finalmente logró apoderarse de él, y el sospechoso se dio a la fuga.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores “Es porque los estadounidenses aceptan culturalmente la violencia que la Segunda Enmienda se usa para encubrirla”

El tiroteo es el más mortífero en Estados Unidos desde que un hombre armado mató a 21 personas en mayo de 2022 en una escuela primaria en Uvalde, Texas.

Estados Unidos paga un precio muy alto por la proliferación de armas de fuego en su territorio y la facilidad con la que los estadounidenses tienen acceso a ellas. Alrededor de 49.000 personas murieron por disparos en 2021 en el país, frente a las 45.000 de 2020, que ya fue un año sin precedentes en esta zona. Esto representa más de 130 muertes por día, más de la mitad de las cuales son suicidios.

El mundo con AFP

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.