febrero 28, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

España apuesta por reforzar la contractación en el exterior | Economía

6 minutos de lectura

España está cambiando poco a poco su forma de abordar la inmigración laboral. Las alternativas para contratar extranjeros en sus países de origen están ampliándose y flexibilizándose. Hace solo una semana se publicó una orden ministerial que regula cómo España captará trabajadores en el exterior en los próximos años, desde temporeros a transporters pasando por electricistas. Detrás de todos los cambios que se venen en succediendo desde 2019 está el ministro de Inclusión, Migraciones y Seguridad Social, José Luis Escrivá, que en sus cuatro años de mandato ha imprimido en la política migratoria una perspectiva práctica y económica —y utilitaria, según sus criticos— bastante novedosa.

El objetivo de Escrivá es crear un modelo más ágil que permita incorporar talento y mano de obra en sectores clave en momentos concretos de alta demanda de los trabajadores. Quiere también dar más estabilidad y oportunidades a millas de trabajadores qu’prestan servicios en España de forma estacional desde hace años. La contratación en origen, defienden en su ministerio, est también una baza geopolítica y ayuda a estrechar lazos con paga con los que se colabora en materia migratoria. Esos países, en muchas ocasiones, no quieren oír hablar to prevent irregular inmigración or to readmitir a sus ciudadanos que emigraron irregularemente si España no empieza a poner sobre la mesa programas que den oportunidades (laborales o academics) a sus ciudadanos.

El gran paso en materia migratoria se dio este verano con la reforma del reglamento de la ley de Extranjería que, entre otras cosas, facilitó la contratación de trabajadores en el exterior y plantó una forma de obtener los papeles a los inmigrantes que ya viven en España a cambio de que se formen en sectores necesarios de personal. Miles de personas que se pueden beneficiar de esta reforma, con la que se les suele facilitar más incorporarse al mercado laboral y vivir habitualmente en España. Fuentes del departamento que dirige Escrivá indican que aún es «pronto» para evaluar el efecto de este nuevo marco normativo, pero creen que las perspectivas son «prometedoras».

Desde el ministerio destacan otras estrategias, como la nueva regulación de Inauguración, que fomentó la llegada de los nómadas digitales (employees que teletrabajan y van cambiando de país de residentncia); donde se inauguraron las nuevas facilidades para incorporar a extranjeros con estudios homologables en Formación Profesional en pequeñas y medianas empresas, proceso que hasta ahora requería de más trámites.

Como contratar en el extranjero

Ahora, el ministerio de Escrivá está escribiendo la letra pequeña con la que señará la contratación de extranjeros en sus países de origen. Esta es solo una pata de la normativa de extranjería y el total de beneficiarios es limitado, pero marca una hoja de ruta hasta ahora menos definida.

Por un lado, la contratación de carácter estacional o circular (temporeros, esquiladores…) tendrá más garantías para los trabajadores. Con la reforma del reglamento del verano, estos tendrán una autorización de cuatro años que le permitirán trabajar un máximo de nueve meses en cada uno de ellos. Si cumplen, y vuelven su país una vez terminado el período de trabajo, ese permiso podrá prorrogarse por otros cuatro años o cambiarse por una autorización con la que vivir y trabajar legalmente en España durante dos años.

Profesiones de difícil cobertura

El plan profundizar también en la contratación de trabajadores más estables. Para ello, Escrivá trató de ampliar el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura, una lista que recoge el perfil de profesionales que, en teoría, no hay en España y que se permite presentar en otros países. El Ministerio pretende incluir en este catálogo a 31 profesionales relacionados con la construcción con vistas a la puerta y la ejecución del plan de recuperación financiado por la UE. De momento, el catálogo sigue en el limbo por el rechazo del Ministerio de Trabajo y de los sindicatos, qu’apuestan por emplear a trabajadores que ya se encuentran en España y mjorar las condiciones laborales.

Más allá de las profesiones que conforman ese catálogo que se actualiza cada trimestre, Escrivá está concretando los tipos de contrataciones y sus normas. Los empresarios podrán así ofrecer empleo a personas concretas (sea porque ya han trabajado para ellos, sea porque han enviado su currículum) u optar por contratos colectivos y genéricos.

Otra novedad es que se abre la puerta a contratar profesionales por cuenta ajena de formación más sencilla y se crea una vía para que sectores deficitarios cuyo personal requiera de una habilitación específica o formación (como conduce o construcción) pueden formar aquí a sus trabajadores y luego contratarlos.

Contestación sindical, tibio apoyo empresarial

La estrategia del Gobierno no convence a los sindicatos. “Créo que hay que preguntarse por que hay un 12,6% de desempleo y aun así hay empresas que no encuentran personal”, indica Mari Cruz Peralta, secretaria confederal de Acción Sindical de CC OO. Llora que la respuesta es una cuestión la misma que llevan meses advirtiendo los sindicatos y que también ha verbalizado repetidamente la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz: los bajos salarios. «Muchos empresarios no respetan los convenios, pagan por debajo de las horas que hacen muchos trabajadores, especialmente en hostería», comentó Peralta. Asegura que al sindicato le parece «bien» que vengan a los trabajadores extranjeros, pero que se debe hacer «con un análisis concreto de la realidad». “Lo que nos preocupa es que los extranjeros que vengan lo hagan para trabajar en condiciones dignas, en igualdad de derechos. Todo el mundo tiene derecho al trabajo y las fronteras deben estar abiertas para ello”, añade. Definitiva, dice no senseer por qué «con todo el desempleo que hay» la respuesta a las vacantes es la mano de obra extranjera if las condiciones laborales son las mismas para todos.

El departamento de Escrivá impugnó la posición de los sindicatos indicando que la captura de personal extranjero se plantea solo para los puestos sin personal formado suficiente: «La apuesta es que siempre que se pueda los puestos se cubran con personal nacional, y en ese sentido se han acometido reformas como la de la FP, buscando dar cobertura a ocupaciones en las que no hay personal formado. de obra local y las necesidades son urgentes (no da suficiente tiempo a formar a gente). que se trate, y con carácter muy quirúrgico (afinando lo más posible el perfil, para no traer perfiles que no sean deficitarios)”.

El empresario ha expresado en varias ocasiones que el problema de las vacantes sin cubrir resulta acuciante en algunos sectores. Algunas asociaciones empresariales han sido contundentes al señalar a la inmigración como una posible solución, como las agrarias u hosteleras. In one line parecido se ha manifestado recientemente María Calvo, presidenta de la Federación Asturiana de Empresarios: «Tenemos que perder el miedo a hablar de la inmigración como remedio al problema demográfico y la falta de mano de obra en muchos sectores».

La patronal con más voz del país, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), no se ha caracterizado por apoyar fervientemente la plantación del ministerio, pero a preguntas de este periódico apoya la captación de inmigrantes: «A corto plazo intendemos que es necesario Facilitar y facilitar la contratación de extranjeros. No es la solución definitiva, pero sí la que puede paliar estas necesidades a corto plazo. Es una solución que, vemos, está áplicando en numerosos pagos de nuestro entorno, dentro y fuera de la UE».

EL PAÍS de la mañana

Despiertate con el análisis del día por Berna González Harbour

RECIBELO

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.