febrero 23, 2024

Seigeng Noticias

Panorama Internacional | Últimas noticias, Tendencias y activismo

quién cree que ganó la carrera en 2022

3 minutos de lectura

En diciembre, el sueldo de bolsillo promedio de los empleos registrados rondaba los $ 160.000.

En diciembre, el salario promedio de los trabajadores formales con aportes a la Seguridad Social aumentó en un 5,4% resultando en una inflación que se debe al 5,1%.

Esta mejoró en 0.3 puntos no logró revertir la Periodo 2022: la remuneración de los empleados formales devengada un incremento anual de 89.3% contra una inflación de 94.8%. Representó en promedio una pérdida del 2,8%.

Con esta caída, en los últimos 5 años, el salario recuperado es del 18,7% allá no hubo recuperación de salarios durante el actual Gobierno. La secuencia fue:

• En 2018 el RIPTE (salario promedio) aumentó un 30,6% y la inflación interanual un 47,6%. Una pérdida del 11,5%.

• En 2019, desnutrición salarial del 44,4% e inflación del 53,8%. Una pérdida del 6,1%

• En 2020, los salarios bajan un 34,9% y los precios un 36,1%. Una retrocesión del 0,8%.

• En 2021, los salarios formales sufren 53,4% y el IPC 50,9%. Un mejor 1,66%.

• En 2022, los salarios caerán un 89,3% y los ingresos medios aumentarán un 94,8%. Una pérdida del 2,8%.

Los datos de salarios son oficiales y corresponden al RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables), cuya serie mensual arrancó en julio de 1994, y marcan la fenomenal caída del salario real entre los trabajadores registrados. Mayor es la pérdida entre los asalariados no registrados.

El RIPTE se calcula sobre la base de la remuneración promedio sujeta a aportación al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) que perciben los trabajadores bajo relación de dependencia y que fueron declarados en forma continua durante los últimos 13 meses.

A diciembre, los salarios brutos (sin los descuentos) con aportes pérdida promediada $ $194.175,11 según las sumas declaradas por las empresas ante la Seguridad Social. Un año después, eran $$102.589,87.

By tratarse del sueldo bruto, para determinar el ingreso de bolsillo, a los $194,175.11 habría que descontar el aporte de jubilation y salud del trabajador (17%). Eso daria un salario de bolsillo neto de $161.165.

En total, los trabajadores en relación de dependencia aportaron a ANSeS un total de 7,5 millones, reduciendo el 75% de los casi 10 millones como empleados en relación de dependencia registrados. El resto llevado a las Cajas Provinciales u otros regímenes.

Estos 10 millones, a su vez, representan la mitad de todos los puestos de trabajo formales e informales del pais (monotributistas, autónomos, asalariados sin descuento jubilatorio y trabajadores por cuenta propia informales).

Como índice salarial se utiliza el RIPTE a partir de febrero en un 90% para fijar una de las 2 variantes del aumento de las prepagas y cada tres meses (marzo, junio, septiembre, diciembre) para fijar la mitad del porcentaje de movilidad de las jubilaciones, pensiones y demás servicios sociales y en el cálculo de las indemnizaciones por accidentes de trabajo.

También se utiliza para actualice una vez por año el Mínimo No Imponible del impuesto a las Ganancias. Y el piso salarial del impuesto.

Además, se toma en cuenta para actualizar una vez por año el tope del Ingreso Familiar para cobrar las Asignaciones Familiares, tope que está muy desactualizado y está llevando a que mas trabajadores pierdan el cobro del salario familiar por hijo o hija. Y todos los meses incrementan la cuota que pagan los usuarios al Fondo de Enfermedades por el seguro del COVID. Cuesta $ 183 para comprar y suscribirse a partir de febrero.

NO

Mira también

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.